domingo, 4 de agosto de 2013

El Monte de la Transfiguración, un Modelo de Templo




Las escrituras siempre nos están mostrando imágenes y textos que tienen relación con el Templo, como en un posteo anterior sobre el Monte delos Olivos. También podemos observar patrones que generalmente asociamos con el Templo en el episodio conocido como la transfiguración. Los iré enumerando para que nos sea más sencillo ordenarlos.

  1. Comienza el relato en Mateo 17 diciendo que a Pedro, Santiago y a Juan  “los llevó aparte a un monte alto”. El término monte alto en las escrituras está relacionado a experiencias de visiones, ascensiones, estar en la presencia del Señor, traspasar el velo, etc., términos que están ligado a la experiencia del templo. Nefi, Moisés y el Hermano de Jared fueron sólo algunos que tuvieron sus experiencias celestiales en estos lugares altos, improvisando templos, o los templos simulan los montes altos, donde la tierra está más cerca del cielo.
  2. En Lucas 9:28 se nos indica que Jesús “subió al monte a orar”. El Templo es el lugar dedicado para la oración. Es el lugar donde podemos encontrar la mejor comunicación con Dios y obtener respuestas o revelación a nuestras súplicas. Jesús sabía que se puede orar en cualquier lugar, pero subir un monte para hacerlo indica un tipo de adoración especial.
  3. La ropa de Jesús se hizo blanca, resplandeciente (Lucas 9:29; Mateo 17:2). La ropa blanca es símbolo de la pureza y de estar limpios, en condiciones de estar en la presencia de Dios. Es una manifestación externa de nuestra espiritualidad interior.
  4. Aparecieron Moisés y Elías, personajes relacionados con la edificación y el poder en los Templos, ellos conversaban con Jesús sobre “la partida de Jesús” (Lucas 9:31). La palabra griega por partida es un eufemismo de muerte. Este tema de la partida de Jesús debe incluir su muerte, resurrección y ascensión, esos son los temas que se relacionan con la partida de Jesús de entre Israel. Tal tema de conversación no es distinto a los temas más importantes del evangelio que se han tratado en los templos desde siempre.
  5. Al presentarse Dios lo hace en una nube, de la misma forma que lo hacía para indicar la presencia de Dios en el Tabernáculo o en el Templo de Salomón (Éxodo 40:34). Esta nube llamada shekinah era una nube de luz, y una de sus funciones era ser un velo que cubría la presencia de Dios. El velo es un elemento presente en todos los templos.
  6. Pedro sugiere hacer tres enramadas, pero la palabra griega es σκηνή que también se usa para tabernáculo (Hechos 7:43-44; Apoc. 15:5; 21:3; Ver Léxico Griego-Español). Pedro pensaba construir tres espacios sagrados distintos, similar al Tabernáculo con sus tres espacios al igual que el Templo de Salomón.
  7. Según Joseph Fielding Smith, estos tres Apóstoles recibieron sus investiduras en el Monte de la Transfiguración (Doctrina de Salvación, Tomo 2, p. 94).
  8. Comienza el relato con Pedro, Santiago y Juan yendo al monte, ellos tres seres en un mundo telestial. Más adelante aparecen Moisés y Elías, seres trasladados, pertenecientes a un estado terrestre (EPJS p. 170), y finalmente está la presencia de Elohim en gloria celestial testificando de Su Hijo Amado. Este orden ascendente de los estados o grados de gloria tiene una relación directa con el orden del templo, tanto de los antiguos como de los modernos.

Cada uno de estos punto manifiesta, por lo menos a mí, que las experiencia en el Monte de la transfiguración tiene temas que están íntimamente ligadas a la de los Templos Antiguos y modernos.

Roberto

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...