viernes, 19 de agosto de 2011

Un Símbolo Perdido en el Salón Celestial

Figura en el Salón Celestial del Templo de Salt Lake
Muchas veces hablamos de los símbolos exteriores del Templo de Lago Salado, sin embargo en su interior hay símbolos muy interesantes que han sido mostrados al público por medio de fotografías. Una de las figuras que resulta muy enigmática, es una Venus saliendo de una concha con una flor. Es altamente curioso debido a que no se repite en otros templos, y no es un símbolo utilizado permanentemente por los miembros de la Iglesia mormona en algún lugar del mundo.
Esta figura se encuentra en el Salón Celestial, sobre el velo. Sería más curioso aun que fuese solamente decorativa, careciendo de significado, debido a que los símbolos y emblemas, fuera y dentro del Templo, fueron elegidos cuidadosamente, no fueron dejados al azar.
En la parte exterior del Templo de Lago Salado también se encuentra el símbolo de la concha marina en las manillas de las puertas. Aunque muy pequeñas contienen el mismo significado.
En varias sepulturas cristianas de principios de era se encontraron relieves de conchas, que según Udo Becker “representa la sepultura de la que renacerá el ser humano en el juicio. La concha también representó el Santo Sepulcro y la Resurrección” (Udo Becker, Enciclopedia de los Símbolos, p.112)
La concha es un símbolo de agua y conlleva la idea de purificación y santidad. “La concha es el símbolo de Cristo en general, más allá de la relación con los otros santos, por el bautismo, que es uno de los sacramentos de la Iglesia Romana. Hay muchas representaciones de Cristo en la escena del bautismo, en que san Juan Bautista le echa agua del río Jordán sobre la cabeza con una concha, por ejemplo en Verrocchio, donde Leonardo pintó el ángel que está presente.” (Jorge Alberto Manrique, Venus y Baco en el Barroco Mexicano UNAM. México)
Nacimiento de Venus - Boticelli
La mujer ha sido siempre relacionada con Venus, así como una de las pinturas más famosas de Boticelli. Es imposible no ver una relación entre esta obra de Boticelli y la escultura en el Salón Celestial. Por tanto cabe preguntarse qué relación hay entre Venus y Jesucristo. Una de las relaciones más importantes que podemos hallar entre ambos es con el planeta Venus, el cual fue identificado antiguamente con la estrella matutina, una de las primeras estrellas en dar luz. Por miles de años hasta hoy mantiene ese nombre. En el Libro de Apocalipsis, nuestro Señor Jesucristo se identificó a sí mismo como la estrella resplandeciente de la mañana: “Yo, Jesús, he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. (Apoc. 22:16)
Bien podríamos concluir que un emblema que representa pureza, renacer, resurrección y al Señor mismo, se encuentre sobre las cabezas de quienes ingresan simbólicamente a la presencia del Señor.

Ver:
Detalles en las puertas del Templo de Salt Lake
Estrellas Invertidas en Templos SUD

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...