jueves, 30 de septiembre de 2010

Las Piedras Angulares y el Orden del Sacerdocio

Piedra Angular Templo de Sión, Independence

Son cuatro las piedras angulares de un edificio, y se acostumbraba realizar una ceremonia al colocarlas en los primeros templos de nuestra dispensación así como en la antigüedad. Esta ceremonia simboliza las etapas de la creación del mundo.


Durante la ceremonia de la colocación de las piedras angulares del Templo de Nauvoo, José Smith declaró:
“Esta piedra angular, la principal, que representa a la Primera Presi­dencia, acaba de ser colocada debidamente en honor del gran Dios: y ruego que permanezca en su lugar hasta que se termine toda la obra; y sea hecho rápidamente, a fin de que los santos tengan un lugar para adorar a Dios, y donde el Hijo del Hombre pueda recostar su cabeza. Después de un intervalo de una hora, se volvió a reunir la asamblea y entonces se colocaron las otras piedras angulares de acuerdo con el siguiente orden: la piedra angular del sudoeste, luego la del noroeste y por fin la del nordeste. Hecho esto, con­cluyeron los servicios” (History of the Church 4:331).


Más tarde dio una explicación complementaria de esta ceremonia para definir el orden del sacerdocio en la colocación de las piedras angulares, diciendo:
Si en la construcción de los templos se desea observar el orden preciso del sacerdocio, la primera piedra será colocada en la esquina sudeste por la Primera Presidencia de la Iglesia. La de la esquina sudoeste se colocará en seguida. La tercera será la de la esquina noroeste; y la cuarta o la del ángulo nordeste, al último. La Primera Presidencia debe colocar la piedra del ángulo sudeste, y designar a las personas debidas que han de colocar las otras angulares.
Si se edifica un templo en algún punto distante, y la Primera Presi­dencia no puede estar presente, entonces el Quórum de los Doce Apóstoles es quien debe dictar el orden que se ha de seguir con respecto a ese tem­plo; y estando ausentes los Doce Apóstoles, entonces la presidencia de la estaca colocará la piedra del ángulo sudeste; el Sacerdocio de Melquisedec pondrá las piedras angulares del costado oriental del templo, y el Sacerdocio Menor las del costado occidental (History of the Church 4:331).

Cabe señalar que el motivo de que la primera piedra fuese colocada en la esquina sudeste es porque en el hemisferio norte es la esquina que recibe primero los rayos de luz del sol, indicando que la Primera Presidencia tiene el derecho de recibir revelación, luz divina, instrucción de lo alto.


El Apóstol Pablo describió a Jesucristo como la “principal piedra del ángulo” (Efesios 2:20), señalando al Salvador como la base fundamental sobre quien descansa el evangelio y el Reino de Dios en la tierra.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...