sábado, 2 de octubre de 2010

Nüwa y Fuxi, compás y escuadra

Archivo:Anonymous-Fuxi and Nüwa3.jpg
Nüwa y Fuxi forman este matrimonio que poseen en sus manos el compás y la escuadra en un contexto de creación y cosmos.

Wikipedia nos da la siguiente información sobre ellos:
“En otras tradiciones, Nüwa y su esposo Fuxi, el primero de Los Tres Augustos, son conocidos como "los padres del género humano", ya que se les considera los ancestros de éste. Se los suele representar con cuerpo humano y cola de serpiente o dragón, porque supuestamente fue con esa forma como tallaron los ríos del mundo y lo desecaron tras las inundaciones.
Según otro mito Nüwa es la encargada de mantener y repara la Muralla Celestial, cuya caída destruiría el mundo. Cuenta una leyenda que hubo una disputa entre dos de los dioses más poderosos y decidieron zanjarla con un combate. Cuando Gonggong, dios del agua, vio que perdía, golpeó con su cabeza el Monte Buzhou (不周山), uno de los pilares que sostenían el cielo, lo que causó que éste se inclinara hacia el noroeste y la tierra se moviera hacia el sureste, produciéndose grandes inundaciones. Nüwa cortó las patas de una tortuga gigante y las usó para sustituir el pilar destruido, a la vez que utilizaba piedras de siete colores distintos para reparar el cielo. Sin embargo fue incapaz de reparar la inclinación del cielo, lo que según la tradición es la causa por la que el sol, la luna y las estrella se mueven hacia el noroeste y los ríos chinos fluyen hacia el este. Según otras versiones rellenó el agujero del cielo con su propio cuerpo para que cesara la inundación por lo que algunas minorías del suroeste de China la tienen como diosa y algunas fiestas se ofrecen como tributo a su sacrificio.
Por último, Nüwa también es vista como Creadora. Habiendo existido desde el comienzo del mundo y sintiéndose sola comenzó a crear animales y seres humanos. El primer día creó el gallo; el segundo, el perro; el tercero, la oveja; el cuarto, el cerdo; el quinto, la vaca; el sexto, el caballo y el séptimo comenzó a crear a los hombres usando arcilla amarilla. Primero esculpió cada uno de ellos individualmente, pero al sentirse cansada decidió introducir en la arcilla una cuerda que luego movía rápidamente provocando que las gotas de arcilla cayeran al suelo, transformándose cada una de ellas en un ser humano. Estos seres serían el pueblo llano, mientras que los primeros creados, hechos a mano, serían los nobles. Según otra variante, algunas de las figuras fueron deformadas por la lluvia, lo que provocó las enfermedades y malformaciones físicas”.

Es innegable la relación existente entre estos seres y sus emblemas con el relato de la creación de la humanidad. El compás y la escuadra han simbolizado en Oriente y Occidente los instrumentos de la creación del cielo (compás) y de la creación de la tierra (escuadra).

Otra relación importante que se puede hacer  es la de Noé con Nüwa, ya que es identificada con quien reparó el cielo con siete piedras de colores, a semejanza del arcoíris, tras las grandes inundaciones.
Es notorio el enlazamiento espiral entre ellos, lo cual puede llevar a pensar sobre el símbolo de la espiral, uno de los cuales es el giro eterno y ascendente a niveles superiores.


jueves, 30 de septiembre de 2010

Desde el Templo de Nauvoo al Templo de Salt Lake

Entre el cielo y la Tierra

Las Piedras Angulares y el Orden del Sacerdocio

Piedra Angular Templo de Sión, Independence

Son cuatro las piedras angulares de un edificio, y se acostumbraba realizar una ceremonia al colocarlas en los primeros templos de nuestra dispensación así como en la antigüedad. Esta ceremonia simboliza las etapas de la creación del mundo.


Durante la ceremonia de la colocación de las piedras angulares del Templo de Nauvoo, José Smith declaró:
“Esta piedra angular, la principal, que representa a la Primera Presi­dencia, acaba de ser colocada debidamente en honor del gran Dios: y ruego que permanezca en su lugar hasta que se termine toda la obra; y sea hecho rápidamente, a fin de que los santos tengan un lugar para adorar a Dios, y donde el Hijo del Hombre pueda recostar su cabeza. Después de un intervalo de una hora, se volvió a reunir la asamblea y entonces se colocaron las otras piedras angulares de acuerdo con el siguiente orden: la piedra angular del sudoeste, luego la del noroeste y por fin la del nordeste. Hecho esto, con­cluyeron los servicios” (History of the Church 4:331).


Más tarde dio una explicación complementaria de esta ceremonia para definir el orden del sacerdocio en la colocación de las piedras angulares, diciendo:
Si en la construcción de los templos se desea observar el orden preciso del sacerdocio, la primera piedra será colocada en la esquina sudeste por la Primera Presidencia de la Iglesia. La de la esquina sudoeste se colocará en seguida. La tercera será la de la esquina noroeste; y la cuarta o la del ángulo nordeste, al último. La Primera Presidencia debe colocar la piedra del ángulo sudeste, y designar a las personas debidas que han de colocar las otras angulares.
Si se edifica un templo en algún punto distante, y la Primera Presi­dencia no puede estar presente, entonces el Quórum de los Doce Apóstoles es quien debe dictar el orden que se ha de seguir con respecto a ese tem­plo; y estando ausentes los Doce Apóstoles, entonces la presidencia de la estaca colocará la piedra del ángulo sudeste; el Sacerdocio de Melquisedec pondrá las piedras angulares del costado oriental del templo, y el Sacerdocio Menor las del costado occidental (History of the Church 4:331).

Cabe señalar que el motivo de que la primera piedra fuese colocada en la esquina sudeste es porque en el hemisferio norte es la esquina que recibe primero los rayos de luz del sol, indicando que la Primera Presidencia tiene el derecho de recibir revelación, luz divina, instrucción de lo alto.


El Apóstol Pablo describió a Jesucristo como la “principal piedra del ángulo” (Efesios 2:20), señalando al Salvador como la base fundamental sobre quien descansa el evangelio y el Reino de Dios en la tierra.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Estrechar la mano, para preguntar y como símbolo de ascensión

[6.+Ascension2.jpg]




En Pistis Sofía, un libro de demostrada antigüedad, sobre las enseñanzas secretas de Jesucristo a los discípulos, entre su resurrección y ascensión, se deja ver al Señor tomando la mano para hacer una pregunta y esperar la respuesta dando su aprobación o reprobación.  En este caso el pregunta a Marta:“Y Jesús, dando la mano a Marta, dijo: Bienaventurado el que se humille, porque él disfrutará misericordia.
Dichosa tú eres, Marta: Danos la explicación del canto de la fiel Sabiduría.
 Y Marta dijo: Tu fuerza, Señor, ha sido profetizada en el salmo setenta de David, cuando dijo: Señor, creo en ti. No permitas que yo sea humillado para siempre.
 Y éste es, Señor, el sentido del tercer himno de la fiel Sabiduría.
Y cuando Jesús oyó estas frases de Marta, dijo: Marta, tú has hablado bien (Pistis Sofía 9:37-41).
También en este libro podemos ver como la mano derecha es utilizada como emblema de ascensión:
“Y tu mano derecha me ha elevado, y me has curado de mi enfermedad” (Pistis Sofía 23:26).
Esto nos da un aire muy similar al Salmo 20:6 : Ahora sé que Jehová salva a su ungido; le responderá desde sus santos cielos con la fuerza salvadora de su diestra.

La Piedra de Saturno

Al examinar los primeros planos o bosquejos del Templo de Lago Salado revela que inicialmente estaba planeado poner una representación del planeta Saturno sobre la piedra solar en los muros del lado norte y sur. Esta piedra debía estar rodeada de estrellas de seis puntas y esos dos símbolos habrían representado las regiones  más allá del sol.



 Elder Orson Pratt, cuyo observatorio estaba cerca de la esquina sureste del templo, dio varios discursos sobre astronomía en 1853 mientras se estaban preparando los planos del Templo. Esos discursos incluyeron bastante material sobre el planeta Saturno, y es muy posible que esto haya influenciado el poner un símbolo de Saturno en los muros del Templo. 
Antiguamente el planeta Saturno era un símbolo tanto del Pueblo del Convenio y también del Mesías (Gergard Kittel, Theologica Dic. N.T. p. 1:505). También Saturno se asociaba antiguamente con el día de reposo (Richard A. Proctor, Saturn and the Sabbath of the Jews, 243). Sin embargo, por las características de la piedra de granito, lo difícil que es hacer detalles (estaba planeado hacer la piedra solar con ojos y boca) se omitió finalmente la piedra de Saturno. Pero el saber esto nos permite entender algo más de lo que pretendía enseñar Brigham Young y el Señor a los Santos sobre el Templo, que era un modelo del universo.

martes, 28 de septiembre de 2010

Saludos de Manos Antiguos

El saludo de manos como parte de los ritos cristianos, no es propio sólo de los SUD, sino es observable en los primeros cristianos como parte de su religión. Esta práctica siguió entre estos cristianos entre los más ortodoxos e inclusive los gnósticos.

En Galátas 2:9 leemos “Jacobo, y Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé, la diestra en señal de compañerismo para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a los de la circuncisión”. Aunque no se desprende esta señal como un rito sino como un gesto de hermandad, se puede observar en ceremonias de matrimonios y el arte de esta época. Dentro de las enseñanzas estaba que Jesús había rescatado a Adán de entre el Hades llevándolo a su presencia, lo que está registrado en el Libro de Nicodemo del quinto siglo, en el cual Jesús “tomando la mano derecha de Adán, se levantó de los infiernos, y todos los santos lo siguieron” (Evangelio de Nicodemo 25:5).

En otro registro apócrifo encontramos “Entonces ellos (los ángeles) me tomaron por la mano y me condujeron hacia la cortina ante el trono del Padre. (Testamento de Isaac 6:4) ”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...